Desván Desastre: 1/01/11

jueves, 27 de enero de 2011

De andamios han salido las fronteras de mis manos, de mis pies y de mi cabeza...
Bigas. Asfalto elevado. Un sólo combate. La Vida.

Desvaríos psíquicos que hacen de la mente un lugar de sucesiones laberínticas.

Tengo una meta, un refugio y un sendero. Tengo el Mundo.

Y cuando parece que las palabras fluyen, y bailan y tocan el asfalto desgastando el suelo por el camino... Mis pies se frenan y mi cabeza y mis manos...

Nada hacemos sin Tiempo.


- Un beso muy grande a todos los que os acordáis de mi en tiempos de ausencia (y a los que no también). Busco un hueco, un momento de tranquilidad y desde hace unos meses parece que no aparece... Pero prometo volver, aunque sea en visitas breves donde puedan bailar un poco las manos, y la cabeza y los pies... y el Mundo!